Homilía del Padre Manuel en Misa del Domingo de Ramos 2016

Compartir:

Compartimos a continuación un resumen de la homilía de nuestro Cura Párroco el Padre Manuel, durante la Misa Solemne del Domingo de Ramos a las 10:00 am en la Basílica de Santo Domingo de Heredia.

Homilía del Pbro. Manuel Guevara.

Nuestro Cura Párroco inició su predicación recordándonos el valor de la Semana Santa.

Explicó que esta es la Semana más importante de todas porque nos resume, de una forma muy particular, ese amor que Dios tiene para con nosotros.

Esta semana nos recuerda como Dios irrumpe en la historia del ser humano. Él se encarna en nuestra humanidad. Y se encarna no para contemplar nuestro sufrimiento, nuestros afanes, nuestras preocupaciones, si no que se encarna en nuestra historia para salvarla y para redimirla.

Ël se ha encarnado en esta historia de dolor. Él quiere salvarnos, pero pide permiso a nosotros. Él es todo un caballero. Él es quien nos ha creado, y nos ha hecho libres. Nosotros somos los que nos hemos hecho esclavos, por el pecado, porque hemos querido, comentó nuestro Cura Párroco.

Agregó que seguir a Cristo es como dar vuelta en U.

Ahora Él viene y nos propone nuevamente retomar nuestra vida. Es como dar una vuelta en “U” en el camino que nos propone el mundo, para enrumbar nuestra vida por el buen camino.

La Semana Santa y el Jubileo de la Misericordia.

El padre Manuel nos recordó que esta Semana Santa se nos presenta en el entorno de un año jubilar, que el Papa Francisco ha llamado El Año de la Misericordia, con la invitación a ser misericordiosos como El Padre.

La lectura de la Pasión de Jesús que hemos leído hoy de San Lucas nos muestra, de una manera muy delicada, ese amor que Dios tiene por nosotros. Hemos visto en la pasión que no hay ningún juzgamiento de parte de Jesús. Él solo está haciendo evidente ese amor que El Padre nos tiene. En ese momento de dolor, en ese momento donde cualquier ser humano quiere devolverse, en ese momento Jesús dice “Padre, que no se haga mi voluntad si no la tuya”. Jesús le pide fuerzas al Padre para seguir, para mantenerse, para perseverar, para cumplir con la misión, diciéndonos a nosotros que eso es lo mejor.

Insistió en su homilía que Jesús no es alguien que se desentiende del dolor. La misericordia se hizo evidente en aquél momento. Es ese Dios que se ha acercado al hombre, no para vacilarlo, no para hacerle falsas promesas, si no para mantener su palabra hasta el final.

Para el Padre Manuel, un ejemplo claro de esa misericordia de Dios es la persona de Barrabás.

Barrabás es aquél que no merece ser amado, aquel que está condenado a muerte, aquél que no merece vivir, aquél que no merece el respeto de los otros, es aquel que merece pena de muerte por sus delitos. Sin embargo vemos hoy como Él Señor toma el lugar de ese delincuente.Él Señor toma el lugar de este que ya no merece vivir, que está condenado a muerte y le regala la oportunidad de la vida. Es la misericordia del Señor haciéndose presente allí"".

Nuestro Cura Párroco también resaltó el amor de Dios reflejado en el consuelo que Jesús le ofrece a quienes contemplaban su pasión.

Vemos como El Señor consuela el corazón de aquellas personas. “No lloren por mí”, les dice. Tómense en serio sus vidas. No me pidan a mí que tome control de sus vidas. Tomen ustedes el control y como yo, entreguen sus vidas al Padre. Esta es la manera en la que consuela El Señor en medio del dolor.

Es un amor que ama de verdad. Es un amor que ama en todo momento. Es un amor todo terreno, podría decirse. No es un amor que camina por lo llano si no que va también por lo escabroso. Por donde no parezca que pueda ser transitable, allí está el amor del Señor haciéndose presente, comentó.

Nos recordó que: " el amor hace posible absolutamente todo. Y este amor se nos ha dado a nosotros para que también experimentemos la muerte del pecado y la resurrección que El Señor nos ofrece.

La Cruz como Sacramento del Amor de Dios.

La cruz no es otra cosa que un sacramento del amor de Dios. La cruz nos evidencia el amor que Dios nos tiene. Nos enseña como lleva ese amor hasta las últimas consecuencias. Allí donde nosotros nos echamos para atrás, allí donde decimos que ya no podemos más, donde creemos que es imposible perdonar, allí encontramos a un Dios terriblemente desbordado de amor por nosotros.

Así es como se nos propone el inicio de la Semana Mayor. En una apertura hacia el amor. Esto es lo que se nos ofrece: Libertad, amor, realización del cuerpo y del alma. Amor es igual a vida, es igual a libertad.

El padre Manuel concluyó su homilía haciéndonos una invitación a tomar una importante decisión.

"En esta Semana Mayor iremos a decidir cada uno de nosotros si queremos acoger ese amor de Cristo, morir al pecado y resucitar a una vida nueva, o si por el contrario, queremos dejar que ese pecado nos sepulte. Parafraseando a San Juan: ¿Será que nos estamos sepultando bajo el peso de nuestros propios pecados?”. “, concluyó nuestro Cura Párroco.


Escuche también el mensaje que nos dio el Padre Manuel en la representación de las puertas de Jerusalem, durante la procesión del Señor del Triunfo.

Here we described at some basic information to bear in mind, as well as how you can find options to purchase medicaments. Now more than quoter of men aged 40 to 70 reported some degree of erectile difficulties. Viagra is a cost effective remedy for helping men to sustain an erection. Have a question about Viagra and “Cialis 20mg“? Nowadays, there are varied options for folk who suffer from this disease. Our article focuses on the evaluation of erectile disfunction and “Cialis 40mg“. Various drugstores describe it as “Cialis 60mg“. Actually, a medicinal reviews found that up to three quarters of men on such remedy experience side effects. If you choose to buy remedies like Viagra online, always see your physician first.

]]>

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de Seguridad *