Homilía del Pbro. Fabio en Misa del Jueves Santo 2016

Compartir:

Compartimos a continuación una versión resumida de la homilía del Pbro. Fabio Loaisiga Romero, durante la Misa Solemne de la Cena del Señor, el pasado Jueves Santo 2016 en la Basílica de Santo Domingo de Heredia.

El Amor y el dolor.

Hoy es el día del amor. Jesús muestra siempre la cara de misericordia de El Padre hacia nosotros.

Desde el Antiguo Testamento vemos como en las primeras lecturas Dios, por su inmenso amor, hace pasar al pueblo de Israel de la esclavitud hacia la libertad. Sin embargo, para pasar de la esclavitud a la libertad es necesario creer en el Dios de la vida y la esperanza.

Sin embargo, fíjense que el amor duele y por tanto tenemos que prepararnos. Jesús amó hasta la muerte y por eso nosotros también tenemos que amar hasta que duela.

Así lo hace una madre. Ellas aman hasta que duela. ¿Cuantas veces le habrá dolido a una madre la actitud de sus hijos o de su esposo? Quizás muchas veces, pero ellas siempre están allí amando al pie de la cruz como Jesús, hasta que duela.

I de igual manera nuestro amor por la iglesia tiene que ser hasta que duela. No darnos por vencidos. Los que buscamos servir al Señor vamos a ser criticados, muchas veces nos van a rechazar, porque amar y seguir a Dios duele.

Por eso Él murió en la cruz. Nadie le quitó la vida a Jesús. Él la entregó y lo hizo por amor.

El Amor como signo de entrega:

Otro signo de ese amor de Dios lo vemos en la última cena. Jesús les da a sus discípulos el pan y el vino diciéndoles “Hagan esto en memoria mía”. Aquí nuevamente El Señor se entrega e instituye así la Eucaristía. Lo hace para que nosotros recordemos siempre que Él es el cordero que se entregó por amor a todos nosotros.

Y de esta forma también instituyó Jesús el Orden Sacerdotal. Los sacerdotes estamos llamados a ser obedientes, vivir el celibato y a vivir entregados así como Jesús se entregó.

Los sacerdotes debemos ser como nos pide hoy Jesús en el Santo Evangelio: “Hagan lo que yo he hecho”. Es decir que debemos ser imitadores de Cristo. Un Cristo que es nuestro amigo y nuestro salvador. Debemos vivirlo con el alma y con el corazón a pesar de nuestra condición de seres humanos.

Los sacerdotes estamos con todos ustedes en la lucha. Tenemos que ser fieles en nuestro matrimonio, en la vida, demostrando fidelidad en el amor y hacia nuestros principios. Y por ello los sacerdotes también tenemos que orar mucho.

Citando al Papa Francisco: “Jesús nos convierte de pobres y ciegos en ministros de misericordia y de consolación”. ¿Qué hermosa palabra, verdad?Es decir, que los sacerdotes debemos ser mensajeros de esa misericordia del Señor.

Debemos hacerle ver al hermano que está en un error cuando sea necesario, pero debemos hacerlo con cariño y debemos hacerle ver que hay un camino, que puede haber un cambio y que ese cambio lo puede lograr el amor de Dios. Es recordarle a cada persona que Dios siempre nos está esperando con los brazos abiertos.

El amor como signo de humildad y servicio:

Otro signo importante de este verdadero amor es el gesto de Jesús lavando los pies.

En el tiempo de Jesús, la tarea de lavar los pies era algo que hacían los esclavos a sus amos. Era un servicio que hacían las personas que no tenían libertad.

Jesús decide entonces lavar los pies de sus discípulos como un gesto de humildad, de sencillez y de amor. Así le mostró a sus discípulos el verdadero camino.

Mientras que los discípulos se preocupaban por quién iba a estar a la izquierda y quién a la derecha, Jesús les da una lección de humildad.

¿Cuantas veces nosotros en la iglesia somos como esos discípulos que andaban buscando poder? Muchas veces queremos ser importantes, queremos que nos escuchen pero somos sordos para escuchar la voz de los demás. Por eso hoy Jesús nos dice que tenemos que ser humildes.

Lavarnos los pies significa pedir perdón, significa reconocer que me equivoqué y eso nos cuesta mucho.

Por eso todos los días debemos pedirle al Señor: Dame sencillez de corazón. Dame tu Espíritu Santo para poder entender las realidades de mis otros hermanos. Además pedirle que nos mantengamos en fidelidad a su amor y a su servicio.

Por eso, en el signo del lavatorio de los pies podemos ver el modo de actuar de Dios. No actúa solo con palabras si no con obras y en verdad. Jesús enseña actuando. Nos enseña que nosotros también tenemos que lavarnos los pies unos a los otros.

Los sacerdotes debemos lavarles los pies a ustedes, con nuestras palabras, con nuestros hechos y con nuestra vida.

En el hogar igualmente el esposo debe lavarle las patitas a la esposa, aunque le huela feo.

¿Cuando le ha lavado los pies usted a su esposa? Tal vez no físicamente. Lavarnos los pies es chinearnos unos a otros. Es querernos, amarnos, es dejar de ver solo el defecto en el otro para ver las virtudes y cualidades. Es reconocer que la otra persona es maravillosa así como yo soy maravilloso. Todos lo somos porque somos hijos de Dios.

Este es el camino que nos enseña Dios. No con palabras si no con sus obras. Ese es el verdadero camino del cristiano. Es vivir en sencillez, lavándonos los pies los unos a los otros.

Siempre queremos cambiar a los demás y que ellos sean como nosotros queremos, pero poco estamos dispuestos a aceptar a los demás tal como son. Recuerden, cada ser humano es maravilloso porque fue hecho a imagen y semejanza de Dios.

Y por eso es que Jesús nos ama. El nos amó y nos amará siempre, con un amor sin límites, hasta el extremo.

Oración en la noche del amor:

Pidámosle entonces al Señor en esta noche de amor que derrame su Espíritu Santo.

Si en tu hogar, en este momento falta amor, ofrece a tu marido, a tu esposa, a tu hijo o a tu hija. Ofrece a tu vecino y ofrece tu propia vida.

Dile Señor, aquí estoy. Quiero sentirme lleno de fe. Quiero sentirme amado.

Quiero Señor que me laves los pies, pero quiero también aprender a lavar los pies de los demás con misericordia, como tu lo haces.

Y que seas tu, Señor, quien nos inspire para levantarnos y caminar como hijos de la luz.

Que así sea.

Here we described at some basic information to bear in mind, as well as how you can find options to purchase medicaments. Now more than quoter of men aged 40 to 70 reported some degree of erectile difficulties. Viagra is a cost efficient remedy for helping men to sustain an erection. Have a question about Viagra and “Cialis 20mg“? Nowadays, there are varied options for people who suffer from this disease. Our fabric focuses on the evaluation of erectile dysfunction and “Cialis 40mg“. Various drugstores describe it as “Cialis 60mg“. Actually, a medical reviews found that up to three quarters of men on such remedy experience side effects. If you choose to buy remedies like Viagra online, always see your physician first.

]]>

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Verificación de Seguridad *

Top