Viernes Santo – Pasión de Nuestro Señor

Jesús con la cruz a cuestas

Este Viernes Santo recordamos el máximo sacrificio de amor y entrega, en el que Jesucristo se somete voluntariamente para ser llevado a una muerte de cruz, con el fin de cargar sobre sí los agravios de toda la humanidad y cumplir así la voluntad del Padre. Por la mañana, participamos de la solemne Procesión del Encuentro, en la cual rememoramos el momento en el que Jesús va hacia el Monte Calvario llevando la cruz a cuestas y se encuentra con su madre. Durante ese momento, el Padre Manuel Guevara, cura párroco de Santo Domingo de Guzmán en Heredia, compartió su mensaje y explicó el sentido que debemos darle a este acontecimiento. A continuación se ofrece un resumen de las principales ideas expuestas, con el fin de motivar la reflexión sobre este misterio de amor y misericordia.

La Misión de Jesús.

El Padre Manuel inició la reflexión comentando que ha sido una tradición recordar ese emotivo momento, que da lugar en aquel instante en el que Jesús, camino de la cruz, a punto de ser consumada su misión en este mundo, se ha de encontrar en el camino con su madre. Definitivamente es un momento muy emotivo. Jesús está cumpliendo la misión de anunciar la Buena Nueva del Evangelio. Él trae una buena noticia al mundo. Un mundo que está pasando por momentos de dolor, de angustia, de tristeza, donde se ha perdido el sentido de la vida. La misión de Jesús es salvar al hombre que ha sido herido por el pecado. Dios escucha la voz de sus hijos y los atiende. No permanece indiferente ante este dolor, si no que se hace próximo al ser humano. Él entra en la historia de éste y así es como el ser humano va a recobrar nuevamente el sentido de la vida. Hay alguien que se va a preocupar por esta humanidad de una manera especial. Una humanidad caída, que ha querido conseguir la paz a través de la guerra. Jesús ha venido a resolver el problema del ser humano y su sufrimiento con el amor y con la generosidad.

Una Entrega de Amor.

La entrega de Jesús no es una entrega de boca. Es una entrega generosa, que se hace sentir en su paso por este mundo. Es así como viene y toca a aquel que ha sido despreciado, a aquel que ha sido abandonado. Lo podemos ver en el trato que tiene con los enfermos, con los pecadores y con los desposeídos. Él no está dispuesto a darles cualquier cosa. No pretende resolverles algo. Jesús está dispuesto a darse todo para que el ser humano lo tenga absolutamente todo. Sin embargo, tanto en aquel tiempo como hoy, dudamos de que el amor sea capaz de transformar a la humanidad. Nos es difícil entender que la generosidad y que la bondad sea capaz de salvarla. Ahí donde hay discusión, ahí donde hay infidelidad, donde hay adulterio, se nos hace imposible pensar que el amor venga a resolver esas dificultades. Se nos hace difícil creer que pueda existir un verdadero diálogo. Se nos hace difícil comprender que si hay una entrega generosa se puede restaurar el vínculo. Hoy El Señor nos viene a decir que sí es posible. A esta humanidad no le ha bastado verte humillado, si no que ahora desea maltratarte hasta el extremo y darte suerte de un malhechor. Porque no se ha creído que el amor sea capaz de resolver problemas.

El camino hacia el Calvario es ejemplo de perseverancia.

Sin embargo, la constancia de Nuestro Señor nos enseña que este es un camino de perseverancia. Esta constancia, a pesar de todas las dificultades, a pesar de que parece una contradicción, a pesar de que esto parece sin razón, esa constancia nos muestra que este camino será el único que nos pueda llevar a la resurrección con Jesús. Solo el que persevera alcanza. Es hora de que El Hijo del Hombre sea glorificado. Esas son las expresiones de Jesús. Él se atreve hasta llegar a las últimas consecuencias. Jesús no se queda en meras palabras. Jesús las encarna profundamente. Es quien ha dicho “mi alegría es hacer la voluntad de El Padre que me ha enviado”. De ninguna manera se desdice de aquello que una vez ha tomado en sus manos. “Que no se haga mi voluntad, si no la tuya”. Ciertamente a veces las dificultades nos pesan muchísimo y quisiéramos dejarlo todo botado. Pero nos dice El Señor que no es ese el camino. No es tirando la cruz del matrimonio, o de la vida familiar, o de las enfermedades, o las dificultades laborales. El camino es solamente la perseverancia. No es masoquismo, es entrega, es donación, porque el amor tiene un momento en el cual no puede ser explicado desde la razón.

Una invitación a caminar con Jesús.

El padre Manuel finalizó su alocución con una exhortación a seguir el camino de la salvación. Debemos caminar con aquél de quien proviene toda fuerza, de aquel que se convierte en nuestro alimento. Hoy podemos decir literalmente que no podemos caminar con hambre bajo el sol. Danos siempre el mismo pan. Sigamos en este camino que representa aquel camino de salvación, por el que estamos invitados hoy a caminar con gozo, es decir, con esperanza. Un caminar de fe y sin ningún abandono de la caridad. Que todo cuanto hagamos sea inspirado en este mismo amor de aquel que todo lo dio, que todo lo entregó y que lo sigue dando. Con esta motivación sigamos participando en comunidad de todas las actividades que la Parroquia de Santo Domingo ha preparado para esta Semana Mayor.

Here we described at some basic data to bear in mind, as well as how you can find options to purchase medicaments. Now more than quoter of men aged 40 to 70 reported some degree of erectile difficulties. Viagra is a cost effectual remedy for helping men to sustain an erection. Have a question about Viagra and “Cialis 20mg“? Nowadays, there are varied options for men who suffer from this disease. Our fabric focuses on the evaluation of erectile disfunction and “Cialis 40mg“. Various drugstores describe it as “Cialis 60mg“. Actually, a medic reviews found that up to three quarters of men on such remedy experience side effects. If you choose to buy remedies like Viagra online, always see your physician first.

]]>

Post a comment

Verificación de Seguridad *

Print your tickets